Dos pentesters contratados por el gobierno acusados de intrusión; ¿qué habría pasado si no hubieran contado con permiso para realizar las pruebas?

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *