Si eres de los que quiere estar siempre a la última, seguramente estás dado de alta en alguna que otra fase beta. Además, si tienes un iPhone ya sabrás que iOS suele publicar la versión de prueba antes de la definitiva, de forma que iOS 11 ya está disponible. Lo mismo ocurre con el SO de escritorio, y por eso ya puedes instalar macOS High Sierra.

La actualización de 2017 para los MacBook y iMac aún no está completamente lista, aunque ya puedes descargar e instalar macOS High Sierra en tu ordenador y probar las nuevascaracterísticas. A cambio deberás enviar informes de errores y bugs a Apple, y es que para eso están las betas, para limar imperfecciones en el software.

Te puedes dar de alta directamente desde la web de la compañía. Sólo necesitas una Apple ID válida y activarla antes de dar comienzo a la descarga propiamente dicha.

La beta pública de macOS High Sierra comienza apenas unos días después de arrancar la de iOS 11, varios meses antes de que sea publicada la versión definitiva. Actualizar el MacBook es una opción sólo si estás dispuesto a soportar algunos problemas y errores que necesariamente surgirán, sobre todo con el sistema de archivos.

Esta versión del sistema operativo cambia de HFS+ a APFS, el estándar utilizado ahora mismo por los iPhone. Es un cambio que debería traer más velocidad y estabilidad al gestor de ficheros de los Mac, aunque en un primer momento puede acarrear algunos problemas, de ahí el interés de Apple por publicitar e implicar a sus usuarios en la prueba.

Si aún no estás convencido para dar el paso, puedes leer aquí todas las novedades de High Sierra, una edición intermedia entre Sierra y la gran actualización que previsiblemente se publicará a lo largo del año 2018.

Fuente:http://computerhoy.com/

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

*